25 ANIVERSARIO

Han pasado 25 años,……. y creo que lo que ahora toca es pararnos y observar, observar como todos los problemas que hemos superado a lo largo de los años se han convertido en experiencia, en bagaje, observar lo que ahora somos y cuántos configuramos  la Asociación,  tomar conciencia de que la suma de cada persona es mucho más que la suma de las partes.

Uno de nuestros logros, en estos 25 años, es el haber dado a luz una conciencia colectiva, sentimientos compartidos, como consecuencia del saber aunar decisiones individuales y colectivas, todas y cada una de ellas teñidas de sacrificio, comprensión, paciencia y respeto.

Ha llovido mucho desde el antiguo Centro Educativo Miguel Angel Remirez (C.E.M.A.R.), desde aquel primer embrión de personas que compartiendo trabajo e ilusiones decidieron hacer frente a una realidad que descubrían día a día.

Sin embargo, si os soy sincero, cuando miro atrás lo que yo recuerdo son miradas y gestos,  en ocasiones repletos de rabia que dejan entrever multitud de lagunas, que parecen estar pidiendo ayuda, en otras de un dolor agudo y sincero, antiguo, que  representa el vértice oscuro de nuestra realidad……………

Y de  cariño, sobre todo de cariño, porque ¿a quién no le remueve  compartir hoy su tiempo con quién hace veinticinco años intentó abrir puertas para las que nadie hizo llaves?.

Este año 2016 toca echar la vista atrás, pero sin perder de vista el futuro, un futuro que se me antoja teñido de optimismo.

Hemos sabido interpretar los tiempos, demostrado capacidad más que suficiente para adaptarnos a los diferentes contextos, para seguir gestionando alternativas interaccionales de ayuda de calidad, descubriendo nuevas posibilidades para poder hacer realidad nuestro slogan:

“Personas que ayudan a personas”.

Hoy, cuándo el sentirnos juntos es algo especial,  toca reafirmar nuestro compromiso común  celebrando ser parte de Berriztu……. que además cumple 25 años.